Sunday Out: Tigre | The Florence Blog

Sunday Out: Tigre

El finde largo que tuvimos el mes pasado nos fuimos con mi chico a pasarlo a Tigre.
Yo me pregunto para que llevé una cámara si saque foto solo a la mitad de las cosas.
Estuvimos parando en el complejo La Soñada. Ni caro ni barato, pero tenía cena y desayuno incluido así que económicamente nos convenía y como estábamos a pie no queríamos andar tanto de noche porque no conocíamos, y por otro lado la idea era aprovechar el día y levantarnos temprano, por lo que para ello debíamos acostarnos temprano.
La soñada es una casona ubicada a unas 10 cuadras de la estación de trenes, cruzando el puente. Ubicada en un pasaje, media escondida. Solo estuvimos para desayunar y cenar, y la verdad no supero nuestras espectativas porque tardaban media hora entre plato y plato, y el desayuno era medio pobre. Si vamos a lo bueno había WI-FI en todo el lugar (tiene un jardín graaande con pileta, sauna y bla bla bla), y la gente super amable. Incluso la última noche la pasamos jugando juegos de mesa mientras escuchábamos música en el comedor (todos unos adultos).
Si bien nosotros hicimos este recorrido a lo largo de dos días, les aseguro que si van temprano y aprovechan bien las horas de sol, pueden hacer todas estas visitas dentro de la misma jornada.
Así que si van a pasar el día yo les propongo este itinerario (?)
Voy a comenzar mostrandoles mis bellas uñas que se la bancaron todo el finde, pueden ver acá que esmaltes use porque no me acuerdo los nombres en estos instantes. Se la bancaron todo el finde, así que aplausos para ellas!
Antes de ir habíamos investigado sobre que podíamos hacer ademas de ir al puerto de frutos, le dije a mi chico que se encargue el porque yo no quería ver nada, quería que fuera sorpresa.
Fuimos al Museo de Arte de Tigre (MAT). Y me paso lo mismo que me paso con el Duomo de Firenze, que lo ojos se me abrieron como platos ante tanta blancura y pulcritud unidas en el mismo lugar. Mi chico me dijo que era lindo, pero lindo no le hacía justicia!
Nunca había escuchado de este lugar, y me alegró mucho saber que contamos con aunque sea un destino decente en todos los sentidos, digno de compararse con lugares del otro lado del charco.
Es una parada obligada si van a Tigre a pasear, queda en la otra punta del universo, pero les aseguro que vale la pena!

La pintura de arriba (colgadisima) es de Quinquela Martin(ez), para los que no conocen un gran pintor de nuestro país. Estudie esta pintura cuando estaba en 7mo grado, tendría 11/12años, se llama Día de Sol. No sabía que estaba acá, fue pura casualidad, así que imaginen que cuando la vi fue hacer un flashback a esas clases de plástica. Y recordé que la profesora nos dijo que una de las intenciones que tenía el artista que pintaba con espátula y mucha carga de pintura/yeso era generar una textura en la pincelada, y que luego quien veía esa pintura la tocara para sentir esa textura y bla bla bla (mande un poco de fruta, ponele).
En resumen que estas pinturas nos invitaban a tocarlas.
Y yo tan educada que soy, eso hice, acá las pruebas.
Eso sí, después tuve escolta a medias camuflada durante todo el recorrido XD
Fuimos temprano, y cuando salimos teníamos terrible hambre, así que empezamos a caminar costeando el delta y nos encontramos con este hotel/restaurant muy bonito del cual no recuerdo el nombre, pero esta a unas dos cuadras.
Precios normales, comida normal.
Pero linda decoración!
Aprovechamos que estábamos ahí y en la recepción pedimos un remis hasta el puerto de frutos porque les soy sincera no había ni taxi ni remis cerca, así que nos vino de 10 porque sino estábamos al horno!
No tengo ni una foto del puerto, había muuuucha gente y mucho para recorrer (y eso que habíamos ido ya el día anterior). Hay cosas lindas y muchas boludeces. Pero de muchas cosas había precios excelentes, sobre todo en muebles y cosas de deco, pero si vas a pata como yo complicado volver en el tren con todo eso! Si vas en auto golazo!
En el próximo Haul les voy a mostrar mis compritas!
Cargados con todas las compras nos fuimos caminando al Casino (perdón por la foto desenfocada).
Por suerte pudimos dejar todo en el guardarropas, gran propina de por medio para que no nos rompan nada (vieron como es la gente...).
Lo mejor del casino fue lejos poder ir a un baño decente. Porque me había colado en el del Havanna del puerto, pero no hay grado de comparación.
Ganamos unos morlacos, pero como había mucha demora de remis nos fuimos caminando hasta el centro (unas 10 cuadras) y cuando llegamos habían unas 3 horas de demora en la remisería!
Así que nos fuimos caminando al lugar donde nos hospedábamos bordeando el delta.
Sinceramente y pese a lo que uno esta acostumbrado (o por ahí tuvimos suerte), nos pareció un lugar seguro y tranquilo (sacando la gente), pero sobre todo limpio!

Nos quedo pendiente hacer el paseo en catamarán alias "barquito" por el Delta, pero había mucha demora y no teníamos ganas de hacer una hora de espera.
El día que llegamos comimos una tabla de quesos y fiambres en un lugar divino al fondo del Puerto de Frutos, no me acuerdo el nombre, pero si lo llegan a encontrar vayan! Esta medio escondido, ya al final de la parte "cool" del puerto, por donde esta Munchis.

Hasta acá esta nueva edición de Sunday Out.
Tenía pendiente esta publi y hoy me hice un ratito entre tantos apuntes y libros para escribirles.
Conocen tigre? Fueron alguna vez al MAT?

El sorteo de Avon cerro ante noche, prometo viernes/sábado hacer el sorteo!
Lleva tiempo y ahora estoy a full estudiando para los parciales que tengo esta semana!

Flor.


0 comentarios:

Publicar un comentario