¿Valen la pena los esmaltes con terminación gel? | The Florence Blog

¿Valen la pena los esmaltes con terminación gel?


Hoy les traigo una segunda y última (por un tiempo) reseña sobre esmaltes.
En el último tiempo varias marcas han sacado esmaltes de este tipo, que prometen ofrecer todos los beneficios de un esmalte en gel, pero sin ser necesario pasar por cabina.
Recuerdo que los primeros que vi de este tipo fueron los de Sally Hansen, y recuerdo también que fueron un fiasco, veremos como resultan estos.

Los primeros que probé fueron los de Avon. Venía un color mas pero lo sortee, y los tres que me quedaron fueron estos. El nude me resulto un desastre; la fórmula espesa y super gomoso, no seco nunca. El color es un sueño, pero como nunca termino de secarse directamente me lo saque. El negro con destellos es bellisimo, pero las dos veces que lo use se me salto al primer día, y no es algo con lo que me guste perder el tiempo, esmaltándome las uñas. El que si estuve usando, y me alegro porque es un color bellisimo es Royal Blue. Es un cuasi dupe del tan amado Pacific Blue fórmula vieja de Sally Hansen que ya no se hace mas.

Es una realidad de que con Avon muchas veces salen camadas muy malas, así que si les pasa no duden en decírselo a su revendedora que se los debe cambiar sin cargo por uno nuevo.

Este bello azul/lila me duro entre 4 y 5 días todas las veces que lo use sin top coat. Requirió de dos capas. No ofreció un brillo fuera de lo normal ni un acabado al tacto como el de los esmaltes en gel.


Este dúo de LACA me llegó para el día del amigo. Grosella es uno de los colores de esta linea con acabado gel y viene acompañado de un brillo gel. El esmalte por si solo brilla bastante bien, pero el top coat le agrega duración. Lo use unas tres semanas seguidas y me enamore de este color. Me duro entre 3 y 5 días, supongo que pintarse 'bien' las uñas, sellar bien los bordes y darle el tiempo correcto de secado influye muchisimo en la duración del esmalte, y son cosas que no siempre hago. Pero a grades rasgos duro bastante bien y el top coat lo he usado con otros colores de otras marcas y ha marcado un antes y un después. No deja un efecto espejo como otros top coats que he usado, pero si alarga mucho la duración de los esmaltes, el que estoy usando mientras escribo lleva ya 5 días y recién se han comenzado a gastar los bordes. A mejorar queda el packaging, el pincel es de los comunes y el envase del top coat me filtra un poco de producto (muy poco, pero aunque lo limpie se sigue metiendo en los costaditos).















El  último que llego a mis manos fue el dúo de Rimmel. Con una capa de color fue suficiente y con el top coat arriba el acabado es super suave como el de un esmaltado en gel, el único que tiene ese acabado. Ahora en cuanto a la duración entre 4 y 5 días también. Hasta ahora siento que de los tres es el que mas cosas cumple, pero me contó mi amiga Naty que no se pueden comprar los colores por separado (si o si con el kit del top coat) lo cual le resta muchos puntos. Este top coat todavía no lo probé con otros esmaltes, pero si veo que hace una gran diferencia les hago un update.









En  resumen, mucho ruido y pocas nueces. Si, duran mas de 3 días lo cual es genial porque nadie quiere esmaltes que duren menos que eso. Pero, ¿Vale la pena pagar un valor agregado por un esmalte cuasi igual a uno de lineal regular? Definitivamente no.
El top coat de LACA es una joyita, al igual que la linea de Rimmel, pero por no poder conseguirlos por separado (ojala me equivocara), no tiene sentido gastar de mas y terminar con una colección de top coats.

Flor.



2 comentarios:

  1. Holiii flor! Yo pienso lo mismo, prometen mucho pero no hacen nada que un buen top coat no pueda. Lo que si, los esmaltes de rimmel se venden por separado, yo compre un gris que amo. Besos enorme ����

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reseña! Yo estaba a punto de comprar alguno de Sally Hansen para probar. Gracias por la info y la opinión sincera.
    Saludos
    Ana

    ResponderEliminar